Lenguaje Coloquial

El lenguaje coloquial, o también conocido como registro coloquial, es el empleo del lenguaje que se presenta en un contexto no formal, familiar y hasta relajado. Tomando en cuenta que coloquial viene de la palabra coloquio, la cual es sinónimo de conversación, el lenguaje coloquial es aquel que no tiene que ver con la profesión o estatus social de la persona que emplea el habla, de igual modo lo lleva a cabo en una conversación del día a día, de manera  natural.

Este tipo de lenguaje presenta una gran variedad en cuanto a situaciones, es el más utilizado en el habla y está caracterizado principalmente por presentarse de manera espontánea, expresiva y distendida. Aunque, es importante señalar que durante su empleo, aunque respeta la norma y es aceptable, usualmente se suele cometer algunas fallos o incorrecciones.

Cuando nosotros los seres humanos hablamos, usualmente usamos un lenguaje leve, llano que carece de sofisticaciones y formalidades, y generalmente no siempre moldeado a la gramática de castellano. Se suele decir que es una deficiencia en cuanto a nuestra cultura, pero no es así. Se trata simplemente de un conjunto de instrumentos que nos ofrece el idioma para lograr llevar a cabo un tipo de comunicación rápida de forma directa con las personas que nos rodean.

En una conversación siempre se interactúa, por lo tanto eso conlleva a la acción verbal que una persona obtiene como respuesta de la otra persona con la que está entablando una conversación. Esto se da mediante el uso de las palabras. El tipo de conversación coloquial que se emplea es de manera espontánea, sin presentar la característica de la informalidad, lo que significa que carece de un orden que se establece en la trata de asuntos y que se prefiere expresar dichos asuntos de manera coloquial. Esta conversación no tiene un objetivo o una finalidad en específico, debido a que nos proporciona un favorecimiento en las relaciones personas, siendo así una conversación interlocutiva ya que permite armar un marco de comunicación apropiado.

Al ser un tipo de lenguaje que varía en la comunicación, permite que se emplee con abundancia diversas repeticiones y redundancias, contracciones y se puede presentar oraciones truncadas. Ejemplo: Y yo le dije, le dije, y nosotros, y entonces en las repeticiones y redundancias; Pa qué como una contracción; Y “Si yo te contara…” como una oración truncada, las cuales llevan puntos suspensivos. Además, es muy importante la entonación que se utiliza pues la misma puede ser variada, bien sea para interrogar, exclamar o enunciar algo.